El novelista es un blog creado tanto para escritores/as como para lectores/as.

Tiene la finalidad de crear un cóctel de microrrelatos, de distintos géneros, creando así una comunidad de relatos cortos para cualquier lector/a.

13.3.11

Nostalgia en la intimidad.


Voy recorriendo las calles , sin destino alguno, sin dirección, como un velero al borde del abismo. Sin saber lo que pueda pasar lo que pueda ocurrir. Recorro calles oscuras, vacías y completamente entumecidas en espesa niebla , que solo me permite visualizar formas oscuras hundidas en ella. La inseguridad que nos aporta la soledad en momentos como ese.
A lo lejos puedo reconocer una sombra de un señor , parece enfurecido.
Conforme se acerca voy reconociendo la figura y puedo observar las fuerzas con las que oprime un papel en sus manos. Parece ebrio y golpea la cantidad de cosas insignificantes que le rodean, a su paso la calle va quedando aún más inmundo y con un fuerte olor alcohol. Supuse que pasaría la austera noche a la deriva.
Era tarde debía coger el camino de vuelta a casa .
Esa noche se encontraba extraña ante mis ojos, diferente y más oscura de lo normal.
En la iglesia el organillero tocaba sin parar una triste melodía, un robusto señor me pareció que se acercaba a mí, pronunció unas palabras que tenían como función cobrar sentido; pero me dio la leve impresión de que no sabía lo que decía; estaba bajo los efectos de pequeñas sustancia que toman el control de nuestro cuerpo, y nos obligan a deambular como seres poseídos. En aquellos momentos ni el más sincero besos proveniente de la persona que siempre tenemos en mente, podría aclarar la noche .
Pequeños antros que con la luz de la fachada , pretendían llamar la atención, aunque en noches como esta no lo necesitan.
Después de recorrer esas escalofriantes calles, llegué a casa, colgué mi chaqueta en el perchero y sin hacer mucho ruido, recorrí ese pasillo que nunca lo había encontrado tan largo .
Finalmente ya en mi cuarto, cerré sigilosamente la puerta y entré en un mundo que inconscientemente se iba convirtiendo en mío.
Me costó bastante trabajo conciliar el sueño , el sentimiento de culpa recorría mi cuerpo, y dejaba tras de sí miles de preguntas en mente .
No podía entrar en la locura; por ese motivo tuve que impedir a esas palabras que encarnaban la angustia , ganaran el combate.
Por suerte la Luna eclipsó mi mirada, entré en un profundo sueño y todas esas palabras se disiparon por completo .
A la mañana siguiente ya nada era igual. Todo había cambiado , aún era temprano.
Al bajar mi madre ya no era la misma, no era la de siempre, su rostro mostraba una palidez fuera de lo común, en su cara se dibujaban las arrugas de la experiencia, mi padre se encuentra en cama, sus manos blanquecinas , su rostro decaído.
La calle estaba vacía, ya no había luces irritantes que se quedaran fijadas en la mirada , ya no había señores que caminaran a la deriva, mi vida era ultrajada, carecía de ganas de salir, de compartir, carecía de ánimos para sonreír.
A nada ya le encuentro sentido. A nada, aún hoy, sentada en esta silla escribiendo este texto.

Escrito por: Lucía.

1 comentario:

  1. Como ya sabrás, todos tus textos me encantan incluido este. Este me a gustado mucho.Digo yo que ¿por qué no mandas todos tus textos? xD.Seguro que los publica todos ;).A ver si me mandas más textos pero que sean de amor :D.Te quiero escritora mía.

    ResponderEliminar