El novelista es un blog creado tanto para escritores/as como para lectores/as.

Tiene la finalidad de crear un cóctel de microrrelatos, de distintos géneros, creando así una comunidad de relatos cortos para cualquier lector/a.

26.2.11

Aquí está el primer microrrelato de Adina MT. Esperamos que os guste (:
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


Una tarde calurosa de febrero todo empezó. Vestía un vaquero apretado y una camiseta que me llegaba más arriba del ombligo junto con una chaqueta negra y unos botines negros. Mi combinación preferida. Podía observar como con esa camiseta y los botines atraía las miradas de todos a mi paso. Aunque yo solo necesitara la de él. 
Un simple viernes en el que se supone que tienes que divertirte con los amigos. Sin embargo, mi viernes no fue así. Fue mucho mejor que una diversión junto a unos amigos. Habíamos quedado mi mejor amiga, un amigo suyo más el chico que tanto me gustaba. Era perfecto. Un poco más alto que yo, pelo negro y unos ojos verdes que te trasladaban a un mundo lejano Tenía una sonrisa perfecta y vestía una chaqueta fucsia junto a una camiseta blanca.
Fuimos a un simple parque cerca de mi casa buscando un poco de diversión, pues la tarde se nos estaba resultando un poco aburrida. Empezamos a coger una botella de agua y con la fuente enfrente nuestra, acabamos empapados todos. Yo, no me atrevía a mirarle a la cara. Me intimidaba su mirada y ese amor que sentía hacia él desde hace bastante tiempo, me echaban hacia atrás siempre que estaba dispuesta a lanzarme, a decir un simple te quiero o a sonreír y hacer que solo existamos él y yo. Hacer un pequeño nosotros. 
Tras varias horas y tras ver que no conseguíamos alejar ese aburrimiento, decidimos jugar a verdad o atrevimiento. Mi amiga desconociendo mis sentimientos hacia él, me obligó incluso a darle un beso en la mejilla. Fue tan vergonzoso que pensé, pero que me pasa... si solo es un beso en la mejilla. Las complicaciones llegaron cuando tuve que darle un pico. ¡¡¡UN PICO!!! Claramente lo deseaba con toda mi alma, pero el hecho de que tuviéramos a dos personas mirándonos, hacía que la vergüenza recorriera por mis venas. 
Me acerqué lentamente dejando tan solo un milímetro entre mis labios y los suyos. Sin dejar de mirarle a la cara, me repetía a mi misma “venga, puedes hacerlo”. Dejándome llevar por mis pensamientos, olvidé por completo el tener a un chico, el chico que tanto me gustaba, justo delante mía a tan solo dos centímetros de mi. 
-Venga... no es tan difícil-dijo él tras ver que no decidía lanzarme.
-Claro, venga Lorena hazlo. ¿Qué te cuesta? Si es solo un beso-decía mi amiga extrañada por mi comportamiento. 
-Vamos hombre, ni que te gustara Rubén....-dijo irónicamente el amigo de mi mejor amiga. Giré mi cabeza mirándole. Mis ojos lo decían todo. No podía esconder lo que sentía. Un año desde ese día en el que cruzamos nuestras miradas por casualidad en el instituto, no dejaba de sorprenderme y de hacer que le quisiera más y más. 
-¡¿Te gusta Rubén?!-preguntó asombrada Laura, mi mejor amiga inclinándose hacia nosotros. 
Me quedé callada. No podía mentir y mucho menos en este tema. A pesar de que Rubén estaba delante nuestra, no pude decir “no, no me gusta”. Bajé la cabeza buscando un hueco en el que pudiera meterme y no salir jamás de allí. 
-Vaya... ¿vamos a comprar algo Laura?-preguntó el chico arrastrando a mi amiga de allí.
Tras ver como se alejaban subiendo unas escaleras hasta llegar a la tienda más cercana, el silencio abundó en nuestro ambiente. No podía levantar unos milímetros mi cabeza para dejar de ser tan cobarde, me volvía loca. Movió su mano lentamente hasta encontrar la mía y apretarla suavemente. Sentir su piel tocando la mía fue como ver unos fuegos artificiales. Las mariposas empezaron a recorrer mi estómago de arriba abajo. Le miré dulcemente tras esa caricia. 
-No lo sabía...-se limitó a decir esquivando mi mirada. ¿Qué estaba pasando, por qué no me miraba? Si la que quedó en ridículo era yo no él. 
-Nadie...
Otro silencio extraño siguió esa palabra. Giró la cabeza sin soltar mi mano y se acercó lentamente. Al estar a tan solo unos milímetros de mi boca, decidí lanzarme. Era el momento. Ese momento tan esperado desde que le conocí. Le cogí el rostro entre mis manos y haciendo un nosotros en un segundo, le besé. Suave aunque apasionado. Aunque pensaba que el beso iba a ser parado en menos de un minuto, él me cogió de la cintura y se acercó más a mí. El deseo se transmitía por la piel haciendo que nos acercáramos más y más hasta encontrarnos yo encima suya sentados en el banco. Fue tan intenso y tan especial que llegué a pensar que eran imaginaciones mías. 
Terminamos la tarde abrazados, sonriendo como dos tontos enamorados y haciendo bromas sobre cualquier cosa que se nos cruzaba por delante. Sobre las nueve de la noche, tras irse Laura con su amigo, me acompañó a casa. Conocía esta escena de las miles y miles de películas románticas. Me paré enfrente del portal y acercándose a mí empezó a besarme con más pasión que antes. Quizás fuera por la intimidad o por la oscuridad del patio. 
-Quiero que seas mía... Me gustas desde que te vi-dijo él parando ese interesante beso. 
No dije nada. Era mi cuento deseado. Le cogí fuertemente y apretándolo contra mi cuerpo, le besé con locura. Sin duda, después de ese día, supe que si no luchas por lo que quieres, nunca lo conseguirás.

Escrito por: Adina MT.

5 comentarios:

  1. Guuauu... :)
    Gracias por publicarlo.. :)
    Espero que os gustee.. ii contestando a la respuesta de claire, esta basado en hechos reales.. :)
    Gracias por todo guapa... un besoo a todos ;)
    ii animaros a escribirr...!!

    ResponderEliminar
  2. Ala! En hechos reales??? uff xD
    jajajaj
    qué romántico!
    Hombre, a mí es que lo del amor a primera vista no me... pero vamos, aún así, me gusta!! Tuyo tenía que ser, Adina!
    Teqiero!!
    besoss!! (a ver si te mando alguno mío, Claire).

    ResponderEliminar
  3. Yo si creo en el amor a primera vista! Es el mejor y más loco de todos!
    Me encanta! :)

    ResponderEliminar
  4. A mi me gustaria no creer, por que asi me va, jajjaja, preciosa la historia^^

    ResponderEliminar